Disfruta el verano mirando al cielo con tus Doly

En el solsticio de verano, el Polo Norte se encuentra más cercano al Sol que el Polo Sur. Paradójicamente, el verano del hemisferio norte llega cuando la Tierra, en su movimiento elíptico alrededor del sol, se encuentra lo más lejana de nuestra estrella. Aunque no lo creas, cinco millones de kilómetros más lejos que en la posición por la que pasamos el pasado 3 de enero. Lo mismo ocurre con la luna, que estará este verano en la posición más lejana posible de la Tierra. La veremos llena el 16 de julio, el 15 de agosto y el 14 de septiembre.

En sus amaneceres, podremos ver a Venus y Mercurio y en sus atardeceres a Júpiter, Saturno y Marte. La estación es también el momento de observar las Perseidas, la lluvia de meteoritos más importante del verano. Será a mediados de agosto, aunque, lamentablemente, coincidirá con el plenilunio y el brillo de la luna dificultará su visión. El verano de 2019 también nos traerá dos eclipses. El dos de julio, uno total de sol, que podrán observar los habitantes de Suramérica y el Pacífico sur. La noche del 16 al 17 un eclipse parcial de Luna se verá en América, África y Europa, incluida España.

Solsticio significa “sol quieto” y la denominación tiene su origen en que los días anteriores y posteriores al inicio del verano la altura máxima del sol a mediodía no cambia mucho en el cielo. Podremos disfrutar de él durante 93 días y afortunadamente, es la estación más larga de las cuatro. ¡Disfruta a tope, cuida la naturaleza y haz camino con tus Doly!

 

HELP US CLOSE THE LOOP!