España acoge el Foro Internacional contra la contaminación de Mares y Océanos

Las basuras marinas suponen uno de los mayores retos a los que se enfrenta actualmente la Tierra, pero es un problema complejo que necesita de la implicación de todos los sectores de la sociedad para conseguir mejoras en la gestión a nivel nacional, europeo e internacional. El experto en residuos marinos François Galgani ha incidido en las graves pérdidas económicas de la contaminación marina y ha invitado a los políticos a actuar.

El Gobierno, según recoge El País, ha difundido un decálogo de buenas prácticas y pide que no se demonice al sector del plástico. En su programa de medidas contra las basuras marinas impulsa estrategias para favorecer la economía circular. España lanza una media de 30.000 toneladas de basura al Mediterráneo, el tercer país tras Turquía e Italia, añadiendo más presión a un mar cerrado con una población costera de 200 millones y 320 millones de turistas. Somos el segundo país que más kilos recicla por persona, pero también el que más tira al vertedero.

La medida de mayor impacto llegará en 2021, con la directiva europea que prohibirá los productos de un solo uso como pajitas o bastoncillos para los oídos, que causan el 60% de la basura marina. Seguirá habiendo botellas, de las que nosotros obtenemos la materia prima para nuestras zapatillas. Hasta 22 botellas de PET para producir cada par que, además, podrá en el futuro desensamblarse y volver a reciclarse cuando termine su vida útil. Por eso, te pedimos, una vez más: HELP US CLOSE THE LOOP.