Reciclaje y diseño: las claves de la innovación sostenible

Si pensamos en diseño sostenible, probablemente pensemos en objetos hechos de cartón o con materiales desperdiciados. Sin embargo, en la naturaleza existen gran diversidad, y las posibilidades en cuanto a sensaciones, formas y texturas son infinitas.

No hay un solo color, no hay un solo material…en el diseño sostenible se puede crear sin limitaciones.  Así lo transmite Tati Guimaraes en una de sus charlas, en la que comparte conciencia acerca de esta profesión tan vanguardista.

Tati es solo una enamorada más de su profesión, pero existen millones de ejemplos de personas que, como esta diseñadora, apuestan por el reciclaje y diseño sostenible. Veamos qué proyectos están triunfando a lo largo y ancho del mundo.

Ingeniosos envasados de comida, elementos ornamentales, murales urbanos…con imaginación e iniciativa, se puede reutilizar y transformar cualquier objeto.

Y así lo han hecho artistas como Alejandro Duran, que con basura de la playa, decidió hacer una composición muy estética, basada en la clasificación de materiales y colores, para después retratarla. Su objetivo, además de dar rienda suelta a su fantasía, es denunciar el exceso de basura en el mar y crear un impacto en la sociedad mediante una creación muy visual y muy gráfica.

En una línea muy parecida podemos encontrar a Artur Bordalo II, precursor del Street Art o arte callejero, que usa las vías del tren como lienzo para sus obras. El punto geográfico es Portugal, y la intención: crear conciencia sobre el mundo en el que vivimos, manifestando su inconformismo sobre el uso y abuso de recursos naturales y otras injusticias sociales.

Nuno Maya y Carole Purnelle se suman a esta lista cada vez más poblada de artistas que abogan por la sostenibilidad y el reciclaje con su obra  escultural “Plastic World”. Se trata de metales y plásticos reciclados del océano que juntos forman una gigante bola del mundo de unos dos metros de diámetro.

Suma y sigue, Alain Guerra y Neraldo de la Paz, artistas de origen cubano, nos muestran esculturas elaboradas a partir de ropa usada como instrumento de rechazo hacia el consumismo de moda.

A nivel nacional y entre otras organizaciones, tenemos el ejemplo de RECUORE, una asociación cultural sin ánimo de lucro que apuesta por fomentar el cambio social a través del arte y la creatividad, promoviendo a través de sus artistas el respeto hacia la naturaleza.

Y es que el reciclaje ya no es una opción, y se está haciendo hueco en todos los ámbitos profesionales. Tanto es así, que en todas las disciplinas encontramos en la actualidad gremios que no desisten en la lucha por cambiar hábitos que están irreversiblemente, destrozando el planeta.

La responsabilidad es de todos y cada uno de nosotros puede sin duda, aportar al cambio.

¿Es mi proyecto sostenible?

Además de compartir y generar información beneficiosa para la causa, todo podemos reflexionar sobre nuestra huella en el mundo. Así, veremos si nuestro proyecto/s pueden llevarse a término sin la necesidad de abusar de la tierra.

Además de valorar si es viable y factible, a la hora de realizar un proyecto debemos pensar en algo clave: ¿realmente la sociedad lo demanda? ¿Resulta necesario para la sociedad? Si la respuesta es afirmativa, significa que estamos ofreciendo un producto único y que sumará en la comunidad por sus funciones o características.

Es por esto que en DOLY diseñamos y producimos zapatillas a partir de material reciclado. Así, con la intención de contribuir a un mundo mejor, reciclamos hasta 22 botellas de plástico de 33cl por cada par de zapatillas fabricada.